5 SOLUCIONES CONSTRUCTIVAS.

Solutions

Si los conflictos son los mayores productores de infelicidad en el trabajo, es muy lógico que nos planteemos cómo solucionarlos: aquí tienes cinco pasos esenciales para ayudarte a resolver de forma constructiva los conflictos en el trabajo:

1: Acepta que los conflictos son inevitables.

Muéstrame un lugar de trabajo sin conflictos y yo te mostraré un lugar de trabajo en el que a nadie le importa nada. Tener un conflicto en el trabajo no significa que seas una mala persona: significa que tu compromiso es tal como para que te importe. Los mejores y más eficientes ambientes de trabajo no son aquellos sin conflictos, sino aquellos en los que se manejan los conflictos de forma constructiva.

2: Afronta el conflicto más pronto que tarde.

Este es el consejo más importante para resolver conflictos: ¡hazlo ahora! Es muy tentador esperar a que los conflictos se evaporen por sí mismos, pero casi nunca es así En la mayoría de los casos sólo empeoran con el tiempo.

3:¡Pregunta!

En la fase inicial de un conflicto, el arma más poderosa para resolverlo es sencilla: en lugar de estar molesto con alguien, pregúntale por qué lo hizo. Hazlo con amabilidad. Di, por ejemplo, “Me estaba preguntando por qué ayer te tomaste el último café y no preparaste un poco más”, o “Me he dado cuenta de que a menudo dejas por ahí tu teléfono móvil, ¿por qué?”. “¡¿Por qué demonios hablas tan alto por teléfono?!” es menos constructivo.

4: Utiliza el lenguaje de jirafa*

Para conflictos más serios que han estado larvandose durante un tiempo, utiliza el lenguaje de jirafa. Es la mejor herramienta para encauzar la crítica constructiva y resolver conflictos, y no te preocupes: no hay que utilizar sonidos animales. El lenguaje de jirafa, también conocido como comunicación no violenta, funciona tan bien porque:

A· Proporciona una estructura sólida a una conversación difícil.

B· Minimiza las presuposiciones y las acusaciones mutuas.

C· Se centra en los problemas reales, no sólo en los síntomas.

D· Se concreta en un plan de acción, no sólo en vagos propósitos de enmienda.

5: Busca mediación.

Algunos conflictos están tan enquistados que no pueden ser resueltos por los implicados mismos. Se necesita ayuda externa en forma de mediación en conflictos, es decir, una tercera persona que ayude a encontrar una solución. El mediador puede ser alguien como un directivo, un empleado de recursos humanos, un asesor empresarial o un compañero de trabajo.

 

*En una próxima entrada a la bitácora veremos con más detenimiento este tipo de lenguaje.

 

Anuncios